29 mar. 2018

La Semana Santa en Andalucía es otra cosa

No estoy seguro de que se entienda bien la Semana Santa española si no se ve la de Andalucía de cerca. Jopetas. Incluso ya contagiada a Madrid..., de momento. ¿Ese exceso social, cultural e incluso ideológico lo podemos seguir permitiendo? Y yo me he criado con monjas, lo advierto.

Hombres de verdad y edad gruesa, tirados por los suelos para sacar los pasos que no caben por la puerta de la iglesia. No rojos de cabeza, sino lo siguiente. Horas y horas de sufrimiento penitencial rodeados de legionarios o de guardias de variado color. Barroquismo religioso que nos van imponiendo a todos con las banderas a media asta. Calles estrechas donde no caben ni los nazarenos, con una jerarquís que asustan.

Lloran, estrenan ropas y zapatos, se gastan dineros brutales en “cosas” aunque no haya más. Incluso en los bares advierten con carteles los días de vigilia que hoy las tapas son de pescado. Y el lujo y la sonrisa que viven estos protocolos inentendibles para una zaragozana, donde también tenemos una buena Semana Santa. 


La gente se pelea por un sitio bueno, por ver a su virgen, por escuchar su saeta, por oler los inciensos. Es el teatro de la vida que crea una serie de devociones que casi asusta. Es la Edad Media pero con iPhone. Con nombres de Cristos y de Vírgenes cada vez más largos. ¿Qué pensaría Cristo si lo viera por un agujerito del cielo? 

26 mar. 2018

Impuntuales incluso en Semana Santa

Ya sé que en España abundan los impuntuales, una enfermedad nuestra que nos cuesta muchos millones de baja productividad. Pero no aprendemos ni ganas que tenemos. Con las procesiones de Semana Santa sucede algo repetitivo y absurdo. Advierten en todos los sitios a qué hora salen de la iglesia principal, pero siempre lo hacen entre media y una hora más tarde. Se preparan, se vuelven a preparar, se estirar y hacen sus calentamientos. Que una piensa ¿y por qué no empiezan antes para cumplir con el horario?

Como las procesiones son muy largas, las personas que esperamos a verlas nos encontramos con esos retrasos ya conocidos y sufridos, mientras vemos cómo la gente se desmadra, se va de su sitio, se cansa, vamos. Que me digo yo. Si queremos crecer en turismo con las procesiones, o aprendemos a ser puntuales o damos un ejemplo de tontos.

Las cofradías grandes, yo creo que disfrutan alargando las horas de su procesión por las calles a costa de empezar más tarde e ir despacito despacito, para que todo sea un sufrimiento añadido. Yo creo que incluso se jactan de decir que este año nos ha costado más tiempo el recorrido, como si se tratara de una carrera de lentitud en vez de rapidez. Eso si, en cuanto caen cuatro gotas se esconden, no se vayan a apagar las velas, aunque sean de pilas.

22 mar. 2018

Los viajes del Inserso deberían ir con un manual de instrucciones

Hemos estado una semana en Ibiza, en esos hoteles de invierno para mayores de edad y de pensamiento. La gente se quejaba de la comida, que si sosa, que si repetitiva, que si pachí pacha. Pero yo a la vuelta me he engordado casi 3 kilos. Jodo petaca. Muy mala no sería la comida, cuando quejándonos todos, me he engordado.

Los buffet libres están bien si fueran con un manual de instrucciones. Prohibido comer como si no hubiera final. Prohibido pillar una docena de mandarinas u 8 tostadas con mermelada, que lo he visto yo con estos ojitos. Prohibido comer carne asada y ponerse el plato que casi se caía. Prohibido beberse un litro de cerveza, que aunque sea gratis sigue siendo cerveza… y con medio litro, je je je, ya es suficiente.

Y sobre todo hay que andar mucho más. Esto de ir a Ibiza supone ir de excursiones. Pero las excursiones no son para cambiar de cafetería entre un pueblo y otro pueblo, mientras te lleva el autobús por los campos y las montañas. Hay que andar, visitar rincones y no caer en los bares, más que para mear. 

Por cierto en los bares deberían poner más wc para señoras como yo, pues los hombres mean en un plis plas pero a nosotras además de ser muchas más no lleva su tiempo. Y siempre hay fila en las excursiones.

19 mar. 2018

El sábado me manifesté otra vez. Estoy que me salgo

Este sábado fui de manifestación otra vez. Estoy que me salgo de mí misma. Esta vez contra esta burla que ha sido la subida de pensiones en un 0,25%. Para viudas y jubilados de poca pensión esta subida les supone un euro y medio al mes. Si eso no es reírse de nosotros, ya me diréis qué es.

Era una manifestación para abuelos, pues la hicimos a las 10,30 de la mañana de un sábado. Y claro, los jóvenes, incluidos mis hijos, a esas horas están durmiendo con las tripas desparramadas. No era caso que se levantaran para un tema de viejos. 

Aunque bien pensado, estas pensiones de hoy les afectan y mucho a ellos, pues cuanto menos cobremos menos les quedará, y además de estos barros beberán ellos cuando les toque.

Mis primeras manifestaciones fueron en los años 70. Yo ya pensé que esto había sido una moda pasajera, pero veo que no, que a la vejez viruelas y que vuelven, volvemos, a tener que quejarnos como en los tiempos del enano.

La del sábado fue lluviosa, pero estábamos igual, pues con paraguas nadie se moja. No nos hará caso el Mariano, pero por lo menos no quedamos como tontos ni como borregos. Se podrán reír de nosotras, pero tendrán que fruncir el cejo.

17 mar. 2018

Las mujeres mayores y el 8 de marzo

Yo estuve en la manifestación del 8 de marzo, pero no os lo había dicho pues este blog estaba parado. Bueno lo dije por otras redes de escribir y discutir pero no por esta. Fue una tarde muy interesante por el número infinito de personas que estábamos. Tardé una hora y media en moverme del sitio, de la gente que estábamos en Zaragoza. Yo estuve rodeada de gentes conocidas, así que el tiempo se pasó entre risas y quejidos, que es una forma verbal muy andaluza aunque yo no tenga nada que ver con esa tierra del sur.


Poco a poco a las mujeres que dejamos de trabajar en los años 80 empujadas por los bajos salarios y unos abuelos que no eran como los que tenéis ahora —que da gusto como abusan algunas parejas de ellos para que se queden con los críos—, decidí dejar mi trabajo de profesora de preescolar. Entonces se llamaba puericultora. Sí, ahora me da pena, pero ya es varias décadas tarde.


Pues eso, que ahora nos vamos dando cuenta todas y todos que las mujeres cuidando a sus hijos hemos tenido un trabajo duro y poco reconocido, incluso parece que se dan cuenta los padres de estos críos hoy ya bastantes más altos que yo. Y que además ahora nos viene la pensión menguada por los años discontinuos trabajados hace mucho y por los bajos salarios. Nadie se acuerda de las sufridas amas de casa, que ni éramos “amas” y muchas veces ni con amor.

Las mujeres hemos cobrado poco y mal. Entramos en el trabajo de costadillo y a puestos que los hombres no querían. Hoy da gusto aunque tengáis que seguir peleando por esa dignidad en la igualdad que no quieren reconoceros ni todos los hombres ni algunas mujeres tontas. Pero al menos a las jóvenes se os ve con alegría y ganas de ser vosotras mismas, sin depender de nadie. No es fácil, pero en la vida nada es fácil, y ser libre lo menos fácil de todo.

17 sept. 2014

Pedro Sánchez del PSOE y Jorge Javier de Sálvame, hablando juntos en directo


Yo como muchos españolitos veo el programa de Sálvame. Hoy cuando ha empezado el programa Jorge Javier Vázquez ha estado criticando al famoso Toro de la Vega, lo ha criticado mucho y ha estado hablado que el alcalde del pueblo que es del PSOE había dicho que como era una tradición había que mantenerla y un montón de reflexiones mas defendiendo esa violenta fiesta, terminando Jorge Javier que que mientras estuviera ese Alcalde y el PSOE no lo echara o tomara posición contra esta sangría animal, no segaría votándoles como venia haciendo en todas las votaciones.
La sorpresa ha sido cuando Pedro Sanchez, Secretario General del PSOE ha llamado a Jorge Javier Vázques en directo para hablar con él. Eso nos ha gustado mucho a la gente que vemos estos programas, más que nada por que todos votamos alguna opción y tras recibir muchas críticas el programa por amarillismo, es bueno saber que entre los políticos se respeta todo tipo de televisión. Ya sabemos que habrá gente que dirán que se rebaja por conseguir el voto hablando en este programa.
 Eso es estar con toda la gente, sin dejar de entender que también es hacer campaña electoral. Pero son las nuevas maneras de hacer política, más contacto y más cercanía.